Saltar al contenido principal

¿Qué requisitos deben cumplir los sistemas de climatización en los estadios modernos?

Cuando se empezaron a desarrollar los estadios, la prioridad era crear un recinto que los atletas pudieran usar, y apenas se prestaba atención a los espectadores. Estas instalaciones han evolucionado en las últimas décadas y los estadios han dejado de ser meras instalaciones dedicadas a los deportes organizados; ahora ofrecen un lugar de encuentro para personas que comparten intereses y aportan beneficios económicos a la comunidad de los alrededores. Esta evolución se ha beneficiado de los avances en los campos de la arquitectura y la ingeniería.

Los nuevos estadios a menudo son icónicas construcciones multiusos centradas en los aficionados, aunque también con el suficiente espíritu empresarial como para sacar provecho a un día de partido. Los nuevos diseños espectaculares han mejorado la experiencia de los espectadores. La innovación también ha llegado al interior de los estadios, ya que han empezado a ofrecer espacios y actividades de entretenimiento que la gente puede disfrutar antes del partido, incluso en días en los que no hay competición.

Esta evolución no solo ha repercutido en el diseño arquitectónico de los estadios, sino también en el diseño de la climatización, ya que, cuanto más modernas son estas instalaciones, mayor número de servicios se integran en el edificio.

Los sistemas de climatización son servicios esenciales de los edificios modernos, ya que son necesarios para cumplir las expectativas de comodidad de los ocupantes, sobre todo en instalaciones que ofrecen experiencias.

El confort térmico en edificios como los estadios es muy importante. Los sistemas de climatización pueden ser grandes aliados en el diseño de una experiencia agradable para los espectadores y demás ocupantes.

No obstante, estos sistemas también pueden tener un impacto significativo en los costes de funcionamiento y, por consiguiente, en los beneficios. Por este motivo, merece la pena considerar determinados aspectos a la hora de diseñar sistemas de climatización para los estadios.

Confort térmico y calidad del aire interior

Tal como se ha mencionado, los estadios modernos son instalaciones que tienen cada vez más usos y servicios diferentes, por ejemplo, áreas comerciales, bares, restaurantes, salas VIP y palcos. En todos ellos se pretende brindar a los espectadores una experiencia de primera antes, durante y después del partido, así como en las jornadas en las que no hay competiciones. Evidentemente, una experiencia de primera debe ir ligada al confort térmico, que ha de garantizarse en todas esas áreas en cualquier época del año, dado que los estadios ya no son meras instalaciones deportivas, sino que también albergan reuniones de empresa, eventos, conciertos y espectáculos durante todo el año.

Por eso se necesitan una refrigeración y calefacción de confort en estas instalaciones y, en función de las necesidades, enfriadoras o bombas de calor con el tamaño adecuado que puedan atender la demanda de refrigeración y calefacción de las distintas zonas del estadio.

Lo mismo ocurre con la calidad del aire interior, que es otro aspecto muy importante que tener en cuenta, ya que la multitud de personas situadas en las diferentes zonas del estadio se merecen respirar aire limpio.

Ese es uno de los propósitos de los sistemas de ventilación bien diseñados, que son unas herramientas magníficas para limpiar el aire en los entornos interiores a través del intercambio y el filtrado de aire.

Aquí figura más información acerca de la importancia de la calidad del aire interior.

Otro aspecto interesante que es prioritario para Daikin es la supervisión de la calidad del aire interior, ya que su vigilancia y seguimiento son fundamentales para poder actuar y realizar mejoras.

El sensor de calidad del ambiente interior de Daikin que incorpora el sistema de climatización tiene la ventaja de que vigila y supervisa las condiciones interiores a través de un conjunto de parámetros de calidad del aire interior que ofrecen a los gerentes de las instalaciones una indicación clara del estado de la calidad del aire interior en el edificio que administran.

Haz clic aquí para saber cómo te puede ayudar Daikin a supervisar la calidad del aire interior.

Aunque la calefacción y la refrigeración interiores no son ninguna novedad, hemos visto recientemente gradas y campos climatizados en los estadios. Esto ha aumentado en los últimos años, sobre todo en países donde el calor extremo hace necesario el uso de la climatización para que la gente pueda reunirse y participar en actividades con normalidad sin riesgo alguno para la salud.

Imagina estadios donde se congregan más de 80 000 personas en condiciones ambiente que normalmente superan los 40 °C: 80 000 cuerpos que respiran en condiciones de calor extremo, generan más calor y humedad y convierten el entorno en poco saludable. Esa no es la idea que se tiene de una experiencia de primera, además de ser una circunstancia perjudicial para las personas.

Los sistemas de climatización pueden ayudar a evitar situaciones similares, ya que ayudan a refrigerar las zonas de los asientos y el campo de los estadios y proporcionan la cantidad adecuada de intercambio de aire para garantizar el confort y la seguridad tanto para los espectadores como para los atletas.

Eficiencia energética

La climatización de todo un estadio –especialmente cuando no dispone de un techo retráctil– podría considerarse nociva desde el punto de vista del consumo de energía.

Sin embargo, hay otro aspecto que tener en cuenta: la vida como la conocemos no podría existir en circunstancias de calor extremo sin aire acondicionado.

Una vez determinado eso, podemos analizar el modo en que los sistemas de climatización modernos pueden ayudar a satisfacer las necesidades de aire acondicionado sin dejar de tener eficiencia energética y ser sostenibles medioambientalmente.

Para empezar, los sistemas de climatización deberían considerarse una parte integral del diseño del edificio con el objeto de lograr la máxima eficiencia energética.

Esto significa que aspectos como:

  • la orientación del estadio en función del movimiento del sol;

  • las paletas de colores y el diseño de la superficie del edificio, con la intención de reflejar el calor o desviar el viento;

  • la presencia de un techo retráctil; y

  • la presencia de placas fotovoltaicas para generar electricidad para el propio estadio

deberían estudiarse antes de abordar los aspectos que están más estrechamente relacionados con el sistema de climatización.

El diseño del sistema de climatización, al igual que el diseño del edificio, debe tratar de lograr un nivel muy elevado de eficiencia energética, que solo se puede alcanzar con el uso de una combinación de tecnologías avanzadas destinadas a satisfacer toda las necesidades que pudiera plantear el proyecto.

La tecnología inverter es vital para el diseño de un sistema de climatización que utilice unidades condensadas por aire o agua, sobre todo en el caso de los edificios que presentan una variación frecuente en la demanda de carga en función de la ocupación y la distribución de los ocupantes en distintas zonas del edificio.

De hecho, la tecnología inverter, al variar la frecuencia del suministro eléctrico del motor, modula la velocidad de giro del compresor (RPM) y, de esa forma, controla la capacidad del compresor.

Dado que las enfriadoras y las bombas de calor instaladas en los estadios normalmente funcionan a carga parcial, la tecnología inverter es una solución valiosa para aumentar su eficiencia.

Luego, para que todo el sistema de climatización sea más eficiente, es importante que el flujo de agua del sistema varíe en función de la demanda de carga real del edificio. Un flujo de agua variable es la solución perfecta, ya que modula la cantidad de agua que fluye por el sistema y garantiza que las bombas funcionan con la máxima eficiencia posible, reduciendo así su consumo energético.

Lo mismo ocurre con las unidades de tratamiento de aire (UTA) que podrían incluirse en el sistema de climatización. La elección de modelos con ventiladores inverter de alta eficiencia y con función de recuperación de calor puede reducir considerablemente el consumo de energía.

Por ejemplo, la recuperación de calor es una opción que permite a las UTA recuperar el calor del aire de escape por medio de intercambiadores de calor. Estos dispositivos transmiten el calor del flujo de aire estable que se expulsa al flujo de aire limpio que se suministra al edificio, sin ninguna contaminación entre los dos caudales de aire. Este proceso aumenta notablemente la eficiencia energética.

Otro aspecto que se debe analizar en los sistemas de climatización complejos es la modularidad, que activa las unidades en función de las zonas del estadio que realmente necesitan refrigeración o calefacción en un determinado momento, con lo que se garantiza un control todavía mayor sobre el consumo de energía. Esto se puede conseguir al dividir la carga entre una serie de unidades que se puedan activar según lo requieran las necesidades reales.

La carga de los estadios modernos normalmente varía en función de la época del año o del evento específico que vaya a albergar. Esto tiene una repercusión significativa en la eficiencia energética del edificio. Por eso, es importante tener en cuenta la variación de la demanda de carga de todo el edificio. Para conseguir un sistema de climatización más eficiente, podría ser útil dividir la carga entre varias unidades de distintos tamaños y controlarlas como si fueran una sola gran unidad.

El intelligent Chiller Manager (iCM) de Daikin se ha diseñado para controlar, secuenciar y optimizar el rendimiento de varias enfriadoras, armonizando así la manera en que funciona cada enfriadora de la instalación y permitiéndole alcanzar su objetivo con un gasto mínimo, tanto en lo que respecta al consumo de energía como al funcionamiento mecánico. Por supuesto, todo ello tiene un impacto positivo en la durabilidad y la eficiencia de las enfriadoras.

Supervisión, mantenimiento preventivo y fiabilidad

La supervisión y el control remotos son muy importantes para cualquier sistema de climatización del tamaño que requieren los estadios.

La supervisión y el seguimiento ayudan a garantizar que se comprende la situación actual y a tomar medidas para lograr mejoras. Por eso es importante contar con un sistema que se pueda supervisar y controlar a distancia, para que los gerentes de las instalaciones puedan tomar medidas de mantenimiento preventivo con el fin de asegurar la eficiencia y la fiabilidad del sistema.

Daikin on Site (DoS) permite a ingenieros de todo el mundo supervisar, gestionar, visualizar y controlar todas las unidades instaladas en el sistema de climatización en uno o varios lugares en tiempo real, directamente desde la nube. Esto permite a los responsables de servicio tomar medidas preventivas sin tener que desplazarse hasta el emplazamiento, con lo que se aumenta exponencialmente la capacidad del soporte técnico.

DoS es una herramienta de supervisión remota de Daikin que proporciona datos en tiempo real ininterrumpidamente durante todo el año que permiten realizar el seguimiento de las plantas de enfriadoras y unidades de tratamiento de aire y su funcionamiento. Esto brinda a los propietarios de las plantas la capacidad de emprender acciones preventivas y evitar los costes adicionales relacionados con las averías y los tiempos de inactividad.

Cada vez que se dispara una alarma, los responsables de la planta pueden detectar fácilmente el problema y dar con la solución adecuada. A través de la plataforma, pueden evaluar todos los parámetros en tiempo real y actuar remotamente si existe la necesidad de modificar cualquier ajuste. Todo esto mejora el funcionamiento y la administración de las unidades, además de aumentar su fiabilidad.

DoS también facilita la planificación del trabajo de los técnicos, ya que les brinda la posibilidad de prepararse para posibles problemas y sus correspondientes soluciones al indicar los repuestos que podrían necesitarse y agilizar así su labor. Esto permite a los técnicos trabajar con eficiencia y reducir el tiempo de recuperación de las plantas de climatización.

DoS también genera informes periódicos del rendimiento del sistema y auditorías energéticas que ayudan a mantener el sistema con la máxima eficiencia posible.

Por todos estos motivos, Daikin on Site se ha convertido en una herramienta esencial para aumentar el nivel de eficiencia y fiabilidad de una planta de climatización, incluso a distancia (casi por completo).

Artículos relacionados

¿Necesitas asistencia técnica?

¿Alguna pregunta?

¿Necesitas asistencia técnica?

¿Alguna pregunta?

¿Necesitas asistencia técnica?

¿Alguna pregunta?